23 de octubre de 2018

Sant Antoni de la Platja (Ca’n Pastilla)

BREVE HISToRIA

En el año 1927, la vigilia de la fiesta de San Antonio de Padua, el Obispo de la Diócesis, monseñor Gabriel Llompart, asistido por los Capitulares Mn. Antoni M. Alcover, decano, y Mn. Joan Quetglas, Prefecto de Ceremonias, con la asistencia de las autoridades civiles y militares, bendijo solemnemente y puso la primera piedra del nuevo templo de la naciente barriada de Can Pastilla, el cual se llamará "Sant Antoni de la Platja". Las obras empezaron inmediatamente después impulsadas por el canónigo Mn. Joan Quetglas, en unos terrenos que los hermanos Ripoll cedieron a la Iglesia Católica, en la barriada denominada "Torre Rodona", que promovió el Sr. Bartomeu Riutort. El año 1960, con el extraordinario aumento de la población en Can Pastilla, sobre todo en verano, se solicitó al obispado de Mallorca que se nombrara un ecónomo que residiera allí. El 31 de julio fue nombrado para este cargo Mn. Miquel Cifre. Desde entonces el templo se ha ido ampliando y embelleciendo, hasta que el año 1995, culminó una gran reforma efectuada en él, y en el mes de junio, el Obispo de Mallorca, Mn. Teodoro Úbeda, bendijo las obras y consagró el templo.

El año 1996 se inauguró la nueva capilla dedicada a San Antonio de Padua, con un cuadro del s. XVII, probablemente procedente del antiguo convento de los Dominicos de Palma, que preside majestuosamente el lugar.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies